¿Atrapados en Laos?

¿Atrapados en Laos? 

Cuando uno está viajando puede parecer que todo es maravilloso y perfecto, siendo cada lugar que visitas aquel sitio único que todos vamos buscando y que tanto idealizamos antes de comenzar el viaje. Pero a veces por desgracia la realidad es bien distinta y siempre vamos a ir a lugares que no son ni tan bonitos ni tan perfectos como lo esperábamos. En nuestro caso Laos ha sido un claro ejemplo de ésto y de ese sentimiento nace esta entrada donde os contaré por qué nos sentimos “atrapados en Laos”.

Empecemos por el principio…

Para que podáis llegar a entender esta historia o mejor dicho este sentimiento hay que ponerse en contexto. Nuestro viaje empezó hace 5 meses en Nepal donde estuvimos durante un mes y medio antes de cruzar a India. Después de 2 meses recorriendo el norte de India volamos Bangkok para comenzar nuestro gran viaje por el Sudeste Asiático.

Comenzamos recorriendo el norte de Tailandia durante un mes en el que visitamos Kanchananburi, Sukhothai, Chiang Mai, Pai y Chiang Rai. Una ruta bastante común tanto para “turistas” como para “mochileros”, la cual nos dejó un poco apáticos. Vimos sitios bonitos como las ruinas de Sukhotahi y pudimos descansar durante una semana en Pai donde además de hacer buenos amigos pudimos visitar lugares bonitos como las cuevas Lodge Cave. También tuvimos oportunidad de conocer un sitio tan peculiar como es el Templo Blanco de Chiang Rai.

Pero cruzábamos a Laos con una sensación un poco rara, por un lado nos había gustado su comida, la facilidad para moverte tanto en bus como en autostop y sus precios baratos, pero por otro lado sentíamos que le había faltado un poco de “miga” ya que no pudimos conectar con la gente y todo había sido como unas pequeñas vacaciones.

Llegábamos a Laos

Cruzamos a Laos por el puente que une Chiang Khong (Tailandia) con Houayxay (Laos) y una vez en Laos pudimos hacer autostop para llegar a la estación de bus que se encontraba a 10 km, evitando así pagar los 25.000 Kip (3 €) que nos pedían a cada uno por este corto trayecto. Si, 6 euros por 10 Km, ya empezábamos con mal pie y ni siquiera intentamos regatear, ya que además de cobrarte muchísimo el señor era un maleducado. Como siempre tomamos el bus local para ir hasta Luang Namtha, eran solo 165 km pero ya desde el primer día empezamos a descubrir lo que son los buses en Laos. Cuando nos dijeron a que bus nos teníamos que subir no lo podíamos creer ya que era el peor bus que tomaríamos en todo nuestro viaje (incluso peor que los de India y Nepal).

Bus en Laos
Que no te engañen las apariencias, era incluso peor

Tardamos 5 horas en recorrer estos 165 km en un bus que pensábamos que no llegaría, el chófer llevaba una caja llena de botellas de agua para echarle al radiador a cada rato. El tubo de escape era más ruidoso que el de un Fórmula 1 y en las subidas nos adelantaban los niños caminando a nuestro lado.

Cuando llegamos a Luang Namtha otra sorpresa, la estación de bus estaba a 10 km del centro de la ciudad con el único propósito de que tengas que tomar un tuk-tuk. Pero esto no era casualidad sino todo lo contrario, puesto que más adelante descubriríamos que esta situación se repite en el resto de ciudades de Laos.

La “mafia” de los transportes de Laos

Por supuesto no es una mafia al uso pero nosotros fue el nombre con el que la bautizamos puesto que es increíble lo de los transportes en Laos.

Tuk-Tuk

Como ya venía comentando anteriormente una prueba más que evidente son los tuk-tuk y todo el sistema que tienen montado para que sea muy difícil evitarlos. Todas las ciudades en Laos tienen las estaciones de bus situadas a una distancia de entre 6 y 10 km del centro para que cuando llegues tengas que tomar un tuk-tuk. Como la única alternativa es caminar éstos tienen el poder para pedirte el precio que quieran dejándote un margen de regateo muy bajo. Pero no queda aquí la cosa, sino que la mayoría de ciudades tienen varias estaciones y “por casualidad divina” siempre que tienes que realizar un transbordo de bus llegarás a una estación pero tu siguiente bus sale de la otra estación que está exactamente a otros tantos kilómetros a las afueras de la ciudad en la dirección opuesta.

tuk tuk en Laos
Tuk tuk llevando una lavadora

Bus Local

Los otros participantes de este juego son los buses como ya podéis notar. Los buses locales son privados (que no de empresas privadas), es decir, de particulares que tienen su propio bus y realizan alguna ruta ya establecida. Esto conlleva que los precios sean desorbitados para el servicio que ofrecen y para el nivel de vida del país. Como son particulares estos van a intentar llenar el bus al máximo posible sin importarle que la gente vaya sentada en el suelo o en el mejor de los casos en sillitas de plástico en el pasillo. El espacio se va maximizar llenando el bus de mercancía de todo tipo, incluso motocicletas en el interior o en el techo. El conductor para cada vez que se le antoja ya sea para fumar, comer o simplemente esperar 1 hora en un lugar por si acaso puede ganar un pasajero.

bus en Laos
Sillas de plástico para llenar el pasillo
Horarios para viajar desde Nong Khiaw, Laos
Horarios y precios para viajar desde Nong Khiaw
Bus local de Nonng Khiaw a Luang Prabang, Laos
“Bus local” de Nonng Khiaw a Luang Prabang, son varias las rutas cubiertas solo por viejas minivans que hacen la función de bus

No os toméis esto de forma equivocada porque no es el primer país donde viajamos en unas condiciones parecidas pero era el precio que pagábamos por viajar con y como los locales. Pero la diferencia es que en Laos pagas a precio europeo por unas condiciones pésimas. Y sí, nosotros nos quejamos pero en el fondo podemos pagarlo y si no con no visitar el país listo, pero la gente que vive allí tiene que pagar estos mismos precios cuando no se lo pueden permitir.

Si comparamos algunos precios con un país vecino como es Tailandia, donde además los buses son mucho mejores y más rápidos, entenderéis perfectamente lo caro que es el transporte en Laos.

LAOS:

Oudomxay-Nong Khiaw: 112 km, 4/5 horas, 50.000 kip (6 €)

Luang Prabang-Ventiane: 327 km, 10 horas, 110.000 kip (13 €)

TAILANDIA:

Suphan Buri-Nakonng Sawan: 157 km, 3 horas, 100 Bahts (2,70 €)

Udon Thani-Bangkok: 570 km, 10 horas, 350 Bahts (9,45 €)

La trampa del bus Vip y las minivans.

Si piensas que con el hecho de pagar más vas a poder viajar mejor ten cuidado porque no siempre es así. Hay bus Vip, y seguro que habrá alguno que merezca la pena, pero son muchas las historias que hemos leído y nos han contado en primera persona sobre bus Vip que apaga el aire acondicionado en cuanto salen de la ciudad, que realiza paradas por el camino al igual que el bus local y realizan recorridos que no son los establecidos. Como si esto fuera poco, conocimos varios casos que habían pagado Sleeper bus y llegaron a destino a las 3 de la mañana, varias horas antes de lo previsto y obligándote a esperar largas horas en la estación y no durmiendo en una cama que es lo que supuestamente habías pagado. 

Bus Vip en Laos
Bus Vip

Todas estas historias son totalmente aplicables a las minivans con la diferencia de que pueden ser aún peor porque las llenan incluso más que los buses en muchas ocasiones.

Las Agencias

Intentad evitar las agencias o por lo menos utilizarlas con sentido. Las agencias en Laos te van a vender toda una maravilla que en muchos casos no es real. Te venden bus Vip y luego viajas en bus local, o te venden un recorrido que en realidad el bus no va a realizar. Ellos SIEMPRE tienen lo que tu andas buscando, que gran casualidad.

Cuando digo usarlas con sentido me refiero a tener antes alguna información contrastada para que no te puedan engañar y entonces si prefieres pagar más porque no quieres ir tu a la estación, por comodidad o cualquier otro motivo, estupendo. El problema no es la comisión que te cobren (ellos también tienen que vivir) pero no dejes que te engañen vendiéndote algo que no es real.

El circuito que se repite: Cueva, Viewpoint y Cascada.

Laos es un país con unos paisajes muy bonitos y eso no se puede negar. Cuando llegamos a Nong Khiaw fue maravilloso ver esas montañas tan escarpadas llenas de vegetación guardianes de los meandros del río Nam Ou. En Luang Prabang las cascadas son muy pero que muy bonitas y aunque están a tope de gente las disfrutamos muchísimo porque además de bonitas te puedes bañar y con el calor de Laos se agradece mucho.

Cascadas en Laos
Cascadas Luang Prabang
Nong Khiaw, Laos
Nong Khiaw

Pero es que en Laos da la sensación de que en todas las ciudades hay lo mismo para hacer: una cascada, un viewpoint y una cueva y que en todos ellos tienes que pagar. Incluso cuando piensas que te has salido un poco del circuito y vas entrar por un camino que no hay nada aparece algún “puesto vigía” para decirte que tienes que pagar porque hay alguna cueva o algún otro viewpoint.

“Alquila una moto o estarás perdido”. Aunque es un poco exagerado es un sentimiento que se nos queda. Si no te alquilas una moto o una bici y vas a ver los alrededores es como si no hubieras visitado la ciudad. Lo hicimos en Luang Prabang y lo disfrutamos, pero ¿cada ciudad?, quizás ya estábamos cansados y nos faltaban ganas.

La comida

Quizás la culpa no sea tanto de Laos como el venir de Tailandia e India. En Laos el plato típico (y casi único dependiendo de la zona) es la sopa de noodles. Está muy rica, pero para nosotros no es una comida que podamos tomar todos los días y varias veces al día. Los sitios locales solo suelen vender sopas aunque puedes encontrar algunos restaurantes donde te venderán arroz y noodles fritos, pero el precio es caro en comparación con el norte de Tailandia.

Los bocatas son una bendición que te ayudarán a salir de la monotonía de la comida laosiana. Por suerte se les quedó la costumbre de los franceses de hornear baguette y venden bocadillos al estilo laosiano en la mayoría de ciudades.

Aquí les dejamos algunos precios (1€ = 8500 Kip):

Sopa de Noddles: 10.000 o 15.000 Kip 

Bocadillos: Entre 10.000 y 20.000 Kip

Arroz frito y Noddles fritos: 15.000 o 20.000 Kip

Las malas experiencias no ayudan

En Oudomxay tuvimos que quedarnos un día a dormir porque veníamos de Luang Namtha y el bus para Nong Khiaw no salía hasta el día siguiente. En nuestra Guest House nos obligaban a quitarnos los zapatos en la entrada y dejarlos en una estantería. Pues al día siguiente cuando nos íbamos mis sandalias de trekking ya no estaban. Eran las que tenia para caminar y aunque no eran muy caras me jodió muchísimo porque ese tipo de sandalias no es tan fácil de encontrar en Laos. Además se supone que si ellos te obligan a quitarte los zapatos y dejarlos en un lugar deberían de hacerse responsables, pero por supuesto nadie sabía nada.

Laos
Donde me robaron las chanclas y las gafas

Con todo el follón de buscar las sandalias me olvidé las gafas de sol en la mesita de noche de la habitación por lo que en cuanto llegué a Nong Khiaw llamé por teléfono pero me dijeron que no las tenían. Yo no digo que me las robaran porque yo fui quien las olvidó, pero podrían haber sido un poco más honestos. Por cierto el nombre de la Guest House es Vilavong.

¿Por qué atrapados en Laos?

Nuestra idea era llegar hasta el sur de Laos aunque tuviéramos que deshacer camino para entrar en Vietnam, éste era nuestro siguiente país por lo que decidimos tramitar la visa en el consulado de Vietnam en Luang Prabang. Como fue un Miércoles el día que tramitamos la visa el pasaporte nos lo devolverían el Lunes al medio día, por lo que estuvimos durante una semana en Luang Prabang.

Luang Prabang es una ciudad bonita, con un poco más de variedad de comida y muy lindas puestas de sol en el Mekong. Además estábamos con Faima, una amiga española que habíamos conocido durante nuestro viaje por Laos y con la que compartimos gran parte de nuestro recorrido. Compartimos buenas charlas y algunas cervezas mientras disfrutábamos de los atardeceres y salíamos juntos de excursión. Pero una vez que vas a las cascadas y alquilas una bici los días empiezan a ser monótonos, sobre todo cuando NO puedes irte porque estás esperando tu pasaporte.

Laos

Cascadas en Laos
Foto cedida por Faima 😉
Puesta de sol en el río Mekong, Laos
Puesta de sol en el río Mekong

En la visa para Vietnam te obligan a poner que día quieres entrar y desde entonces empieza a contar, como recogeríamos el pasaporte el día 6 decidimos poner el día 18 para tener tiempo en Thakhek para realizar el famoso loop y bajar a las 4.000 islas. Pero este fue nuestro mayor fallo aunque todavía no lo sabíamos.

Después de una semana en Luang Prabang decidimos ir directos a Vientiane para pasar un par de días y así bajar a Thakhek. Pero una vez en Vientiane unos amigos nos mandaron el post de una chica española que le habían robado la moto realizando el loop en Pakse y nos entro un poco de “cague”. Empezamos a leer el post y fue tremendo lo que le pasó, no solo le robaron la moto sino que la obligaron a comprar una nueva que le costó unos 2.000 €.  Aquí dejo el post por si queréis leerlo. 

Entonces empezamos a buscar más información en internet y vimos que no ha sido la única que le han robado y parece que en esta zona está empezando a ser bastante común. Como te obligan a dejar tu pasaporte de fianza saben que tienen el poder y se aprovechan de la situación. Nosotros decidimos no alquilar y renunciamos al loop, en parte porque sabíamos que no lo íbamos a disfrutar igual y en parte por no contribuir en esta mafia que se está montando en la zona.

Si a esto le sumamos las 10 horas de bus entre Luang Prabang y Vientiane para recorrer tan solo unos 300 kilómetros se nos estaban empezando a quitar las ganas de llegar al sur de Laos. Desde Vientiane a Pakse es casi un día entero de viaje y luego hay que ir de Pakse hasta las 4.000 islas. Encima el bus es bastante caro (25€ solo para llegar a Pakse) y tendríamos que deshacer camino para poder entrar a Vietnam.

Bus desde Luang Prabang hasta Ventiane, Laos
Bus desde Luang Prabang hasta Ventiane

Con todo esto en mente creímos que lo mejor sería esperar un tiempo en Vientiane y bajar cuando nos quedaran menos días para poder entrar a Vietnam. Pero ahora nos sobraban días por todos lados, habíamos llegado a Vientiane el día 7 y hasta el 18 no empezaba nuestra visa. Al no realizar el loop en Thakhek con un par de días allí y otros dos para llegar a la frontera y conocer los alrededores, era más que suficiente. Esto suponía como una semana en Vientiane y después de solo dos días ya nos queríamos morir. El calor era insoportable y la ciudad aunque no es fea tampoco es una maravilla.

Para que fuera más ameno decidimos hacer CouchSurfing lo cual fue un acierto porque conocimos a una familia de Indonesia maravillosa. Estuvimos alojados en su casa por dos noches y todo fue genial pero esto no soluciono nuestro problema simplemente nos ahorró un par de días.

Volvimos al hostel y todo empezó a parecer mucho más horrible de lo que seguramente era, nos sentíamos atrapados en un país que no nos gustaba demasiado, donde su comida no brilla por su variedad, los precios son de los más caros de todo el Sudeste Asiático y el calor no nos dejaba respirar.

Empezamos a plantearnos mil opciones pero ninguna nos convencía demasiado. Buscar otro sitio donde pasar tanto tiempo no era una opción, con esas distancias que se convierten en días de viaje y encima gastando en algo que no estábamos disfrutando. Como añorábamos Tailandia con esos precios tan bajos, la variedad de comida y el “bendito” 7-Eleven. El humor nos estaba empezando a cambiar porque cando uno viaja lo hace para disfrutar y la verdad no estábamos disfrutando para nada.

¿Y entonces por qué seguíamos allí? Pues eso mismo nos preguntábamos nosotros y la única razón era porque ya teníamos la visa de Vietnam y no la queríamos perder. Solo faltaba una semana, para qué calentarse y mandarlo todo a la mier… Pues muy sencillo, si viajamos es para disfrutar y puesto que tenemos la libertad de elegir, solo teníamos que hacernos la pregunta adecuada ¿Dónde queremos estar ahora?

En estos momentos mientras escribo este post estamos en un bus camino de Bangkok, la respuesta a esa pregunta fue que necesitábamos relajarnos y recargar pilas en las playas de Tailandia.

¿Y ahora que hago, visito Laos o no?

Mi respuesta es SÍ. No dejes de conocer un país por la experiencia de los demás, si quieres conocer Laos ve a por él. Simplemente toma esta experiencia como lo que es y aprovéchala como información que te pueda ser útil.

10 thoughts on “¿Atrapados en Laos?

  1. Desde luego os quejáis por vicio….os ponen autobuses con lavadora por si quereis aprovechar el viaje del todo, con sillas de colores para no equivocaros con el asiento de otro y encima os llevan a bañaros a las cataratas, para que maca vaya cogiendo color….¿donde esta el problema????….
    Lo que yo diga por vicio….:):):):)

    Un abrazo y a seguir disfrutando del transporte…..

  2. Hola guapos: Recién hoy pude leer el blog…me ganó Roberto jajajaja soy una mujer muy ocupada jajajaj Bueno una experiencia mas, de todo se aprende, no todo es siempre color de rosa. Igual, supongo , que cuando recuerden de lejos este lugar, ya mas tranquilos y fuera de esa sensación de” atrapados” que tenían, estoy segura que no les parecerá tan tremendo lo que han pasado, porque por suerte no ha sido nada que ponga en peligro vuestras vidas , sino vuestros bolsillos jajaja y eso tiene solución. Hoy ya vi las fotos de buceo, que genios son, me encanta todo lo que hacen…….volver a tener 20 años… en casa no estaría seguro jajajaj Un beso enorme los quiero

    1. Hola guapa!!
      Por supuesto que nos fue para tanto y ya se ce incluso distinto. Igual todas las experiencias suman y sirven para aprender. Además no todos nos va a gustar lo mismo.

      Con el buceo fue genial y lo disfrutamos mucho seguro que pronto escribimos algo.

      Un beso enorme!!

  3. Hola chicos!!!!, el post de ustedes es el más claro ejemplo de que hay gustos para todo. Estuve en Luang Prabang y lo amé, lamentablemente sólo me pude quedar tres días y me hubiera quedado una semana. Allí dejé un pedazo de mi corazón y pienso volver en cuanto pueda. la gente, la arquitectura, el verde de sus paisajes, el mekong River, las water falls, los templos, los monjes, la comida, el night market, las lámparas, todo me resultó increíblemente bello, silencioso y tranquilo, cosa rara de encontrar en otras ciudades del sudeste donde el bullicio reina. Lamento que no hayan viajado con la visa de Vietnam lista, podrían haberse ido mucho antes.

    1. Hola Lucila!!
      Me gusta mucho encontrar gente que pudiera disfrutar tanto de Laos ya que nosotros nos fuimos con esa sensación un poco mala.
      Luang Prabang es de lo mejorcito de Laos, su estilo colonial nos gusto mucho a nosotros también y que decir de sus puestas de sol en el Mekong. Si tiro la vista atrás no puedo decir nada malo de Luang Prabang porque aunque los últimos días ya queríamos seguir camino si que nos gustó. Y Nong Khiaw es otro pueblo precioso del norte metidito entre montañas (si vuelves a Laos no te lo pierdas 😉 ).
      Pero la sensación general fue distinta porque toda la mafia que tienen montada con los transportes nos molestó mucho. Y aunque parezca de “ratas” tener que pagar por todo es una lástima porque en muchos de los casos es simplemente por utilizar un sendero, cruzar un puente o subir a una montaña. Y pagar por visitar la naturaleza nos molesta mucho.
      Por supuesto el echo de tener que esperar por la visa de Vietnam fue nuestro gran error, porque si nos hubiéramos ido una semana antes seguro que lo hubiésemos disfrutado más.
      Un saludo y muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros!!

  4. Holaaa chicosss! Juu que mala pata todo lo que os paso… a nosotros Laos si nos gusto (destacar sobre todo el norte) pero tenéis razón q los precios de los transportes son desorbitados y horribles ( como por ejemplo ir en asiento de uno y compartir asiento con 2 o 3 personas durante 6 h! , que lo llamen vip y encima pagar 13 euros por ello…) además añadir lo que también habéis comentado…pagar por todo (parking, cuevas, cascadas…) y además caras para lo que cuesta vivir en ese país. Te vas un poco con la sensación de perderte cosas… ( a no ser que las quieras pagar , claro…) una auténtica pena…espero que poco a poco cambie…aunque creo que no será el caso.
    Un saludo chicos !

    1. Hola Eli!!!
      Si es una lástima irte de un país con esa sensación agridulce.
      A nosotros nos gustaron mucho los paisajes del norte sobre todo Nong Khiaw que nos pareció un pueblo precioso.
      Pero lo de los transportes nos quemó bastante y eso de tener que pagar hasta por respirar también.
      En fin supongo que eso de sentirnos obligados a estar en un sitio que no te está gustando nos hizo llevarnos una sensación aún peor, pero de todo se aprende.
      Un beso enorme para los dos!!!

      PD: Disfrutad mucho de Vietnam 😉

  5. Hola chicos, he leído todos tus comentarios de Laos, y creo que sería aplicable una expresión española, UNA MIERDA, jajajj. Pero a no desesperar, ya que esto paso y no todo es color de rosa. Lo importante es la experiencia vivida, mala si, pero experiencia al fin.
    Y lo bueno es que ya están disfrutando nuevamente de su gran viaje. Un beso grande y a seguir PA LANTE.

    1. Hola Roberto!
      Sí, no fue nuestra mejor experiencia pero aparte de las sandalias y las gafas lo demás fue más bien pasajero. Simplemente no nos gustó demasiado y uno siempre espera que todo sea “wau”. Lo que aprendimos es que uno tiene que estar donde desea y no donde toca, siempre que se pueda elegir.
      Un abrazo enorme, te queremos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *