Autostop en Myanmar fuera de la ruta turística

Autostop en Myanmar fuera de la ruta turística

Aunque todas las distancias largas las recorrimos en tren y algunos otros trayectos los unimos en minivan, intentamos movernos haciendo autostop en Myanmar siempre que tuvimos ocasión. Pensamos que esta sería una buena ocasión de conocer a su pueblo y movernos de una forma más libre por las zonas no turísticas.

Nivel de dificultad: Muy Fácil

Nosotros no somos ningunos expertos en la práctica del autostop pero si tuviéramos que calificar el nivel de dificultad del autostop en Myanmar, éste sería de muy fácil.

Al menos en las zonas no turísticas fue increíblemente fácil y es que no esperamos nunca más de 5 minutos. Fueron varios los días que éramos 5 personas y algunos de ellos incluso con nuestras 5 mochilas y aún así conseguíamos algún vehículo que nos llevara.

Distintas Rutas con Distintas Aventuras

Alrededores de Loikaw conociendo sus etnias

En la zona de Loikaw y alrededores son muchas las etnias que viven, por lo que queríamos visitar el mercado de Demoso donde van los habitantes de los pueblos cercanos a comprar y vender sus productos.

Y fue aquí en Loikaw donde comenzó nuestro autostop en Myanmar. Éramos 5 personas y no sabíamos si funcionaba bien pero tardamos poco en descubrir que sería mucho más fácil de lo que pudiéramos imaginar.

Loikaw-Demoso

Fue un camión el primer vehículo en frenar y aunque nosotros estábamos dispuestos a viajar en la parte trasera el conductor (sin hablar una palabra de inglés) se empeñó en llevarnos en la cabina. El espacio no era demasiado grande (para 5 personas) pero nos apretamos como pudimos y muy felices comenzó nuestro primer recorrido.

Autostop en Myanmar

Autostop en Myanmar

Tras unos kilómetros el chófer del camión paró para charlar con un amigo suyo y entonces fue éste el que se empeño en llevarnos hasta el mercado de Demoso. Quizás pensó que iríamos más cómodos con él en su sedan que en la cabina del camión. Por supuesto nosotros aceptamos tal gesto de generosidad encantados y de un salto cambiamos de vehículo.

Autostop en Myanmar
Nuestro nuevo vehículo

Demoso-Pan Pet

Desde Demoso queríamos ir a Pan Pet un publo habitado por la etnia Kayan o  más conocido como Padaung. En el mismo pueblo de Demoso un hombre que vivía allí quiso llevarnos hasta el mercado donde las mujeres Padaung venden sus artesanías.

El mercado está unos 2 km antes del pueblo pero el hombre pensó que era hasta este mercado donde nosotros queríamos ir. Él ni siquiera viajaba en esa dirección sino que nos llevó exclusivamente a nosotros por lo que le dimos las gracias y bajamos en el mercado.

El resto del camino hasta Pan Pet no pasó ningún vehículo por lo que caminamos hasta el pueblo.

Pan Pet, Autostop en Myanmar
Paseando por Pan Pet. Foto cortesía de InteligenciaViajera

Pan Pet-Loikaw

Desde Pan Pet conseguimos un camión que aceptó a llevarnos pero esta vez la falta de idioma nos jugó una mala pasada. Y  es que el chófer nos dijo que vivía en Loikaw y nosotros dimos por hecho que nos llevaría hasta allí. Nada más lejos de la realidad pues estaba trabajando por lo que terminamos en una cantera de piedras.

Autostop en Myanmar

Tras ayudar a cargar el camión nos despedimos del chófer y el resto de trabajadores de la cantera. Caminamos hasta la carretera principal para poder seguir con el autostop desde allí. Aunque no pasaban muchos vehículos no tardamos más de 20 minutos en conseguir quien nos llevara.

Esta vez era un Francés que lleva 20 años viviendo en el país y está construyéndose una casa en esta zona. Para nuestra sorpresa nos dijo que no podíamos estar allí puesto que la zona era restringida para turistas. Pero como no sabíamos nada y no  había nadie controlando no nos habíamos enterado.

Es hombre solo nos pudo llevar hasta el cruce donde la carretera toma dos direcciones, una hacia Loikaw y otra a Demoso. Desde aquí fue un “Chino-Birmano” quien nos recogió en su camioneta para llevarnos hasta el pueblo de Loikaw.

De Loikaw-Hpasawng-Loikaw

Cómo ya relatamos en el post Myanmar fuera de la ruta turística: Loikaw y alrededores intentamos buscar la tribu de los Yintale. Para ello decidimos llegar hasta Hpasawng haciendo autostop y buscar por los alrededores pues en Internet no aparecen donde están los pueblos habitados por esta tribu. Solo sabíamos que vivían cerca de Hpasawng y hasta allí queríamos llegar.

Esta vez éramos 3: Macarena , Santi y yo (Choco).

Loikaw-Hpruso

Dividimos la etapa hasta Hpruso en primer lugar porque hasta aquí sería donde se puede llegar y es que de aquí en adelante es zona restringida. Nosotros no lo sabíamos en ese momento y seguimos adelante pero a la vuelta nos detuvieron en un control militar y tuvimos problemas.

Si quieres saber más sobre las zonas restringidas lee nuestra experiencia en nuestro anterior post.

El primer vehículo fue una camioneta pick up cargada de gente en la parte trasera donde nosotros tres nos unimos. Eran todos hombres que vivían en Loikaw (viajaban 5 en la parte trasera) y como hablaban un poco de inglés pudimos entablar un poco de conversación.

Autostop Myanmar
De Loikaw a Demoso

Nos dejaron a la entrada de Demoso porque ellos se desviaban por otra carretera. Esto fue un inconveniente pues el resto de vehículos que pasaban nos decían que solo iban hasta el pueblo y nadie paraba. Hasta que se nos ocurrió parar a un tractor agrícola para recorrer los 2 km que nos separaban del centro del pueblo para poder seguir desde allí.

Autostop en Myanmar
Cruzando Demoso en un Tractor Agrícola

Al cruzar el pueblo de nuevo fue más fácil encontrar alguien que nos llevara y tan solo unos 15 minutos después ya viajábamos en la parte trasera de una pick up a la que pedimos nos dejara en el pueblo de Hpruso. Queríamos conocer este pueblo antes de continuar hasta Hpasawng pues nos había dicho el día anterior un joven que conocimos cenando que esta zona era linda.

Autostop en Myanmar
Demoso a Hpruso

Hpruso-Hpasawng

No abundaban los vehículos en esta carretera y después de una media hora esperando fue una minivan de pasajeros quien paró. Nosotros dándole las gracias por parar le explicamos que estábamos haciendo autostop por lo que esperaríamos al siguiente vehículo. Pero insistieron en llevarnos, aunque fuera de pasajeros se dirigían en aquella dirección y querían que fuéramos con ellos, decían entender el concepto del autostop.

Autostop en Myanmar
Furgo de Hpruso a Hpasawng

El viaje fue largo en esta minivan ya que recorrimos unos 80 km con ellos. Para nuestra sorpresa pararon a mitad de camino en lo que pensamos era una parada establecida y resultó ser una parada para que nosotros comiéramos. Y por si esto fuera poco una de las mujeres que viajaba en la minivan fue tal el afecto que le tomó a Macarena que quería invitarnos a la comida. Por supuesto no la dejamos pagar y la invitamos nosotros a ella.

Autostop en Myanmar
Comiendo con nuestra nueva amiga

Hpasawng-Bawlake

Era ya casi de noche cuando nos plantamos en la carretera para encontrar alguien camino a Loikaw y fue tanta nuestra suerte que el primer coche que paró (con dos chicos jóvenes) se dirigían exactamente a Loikaw.

Este trayecto por desgracia no duró demasiado puesto que nos pararon en un control militar aunque esa historia ya la contamos en nuestro anterior post: dentro de la zona restringida.

Alrededores del Lago Inle

De Pekon al Lago Inle en barco y autostop

Pekon es un pueblito situado al sur del famoso Lago Inle desde donde según habíamos leído se podía tomar un barco para llegar hasta el Lago Inle atravesando otros lagos, riachuelos y algunos pueblos flotantes.

Lago Pekon
Lago Pekon

Por desgracia en la época que nosotros fuimos parte del río estaba bloqueada por algunas plantaciones locales y los agricultores locales no sabían cuándo sería posible pasar. De igual modo decidimos tomar el barco y remontar hasta donde fuera posible y ya desde allí haríamos autostop hasta el pueblo de Nyaungshwe (Lago Inle).

Autostop en Myanmar
Camino al Lago Inle

Para aquellos que estén interesados en realizar este trayecto no os preocupéis porque vamos a ampliar la información en nuestro próximo post que se dedicará exclusivamente a este precioso recorrido en barco.

 

Una vez que el barco no pudo continuar río arriba se acercó a una de las orillas para dejarnos. El muchacho que manejaba el barco no nos dejó en cualquier sitio sino cerca de un templo budista muy lindo lleno de estupas que nos fuimos a visitar antes de seguir camino.

Autostop en Myanmar

La carretera que se dirigía al norte camino de Nyaungshwe estaba como a una media hora andando desde el río. Nuestras expectativas eran bastante bajas dada la situación, éramos 5 personas (con las correspondientes mochilas) y estábamos en una carretera por donde casi no pasaba nadie. Pero nuestro optimismo subía cuando incluso tractores agrícolas sin hueco para llevarnos nos hacían gestos cómplices de que les gustaría ayudarnos si les fuera posible.

No sé cuánto tiempo nos tocó esperar esta vez pero posiblemente no llegó a 1 hora puesto que el primer camión de carga que pasó no dudo en parar y llevarnos hasta su siguiente destino. Eran dos muchachos nepalíes que conducían un camión cargado con sacos de cal para la construcción y como no tenía la lona puesta pudimos subir encima de éstos y “acomodarnos” junto con nuestras mochilas.

Autostop en Myanmar
Camion cargado de sacos de cal
Autostop en Myanmar
Viajando en el techo

Éste fue uno de los mejores trayectos del viaje porque estábamos los cinco juntos contemplando un paisaje maravilloso mientras el camión continuaba a paso lento pero firme. A lo lejos veíamos como se acercaba una tormenta y como el camión no era lo suficientemente rápido como para alejarnos de ella. Lo inevitable terminó pasando y empezó a llover por lo que utilizamos las lonas del camión para taparnos y sobre todo a nuestras mochilas. Por suerte fueron solo unos minutos y el trayecto continuó tranquilo hasta el final.

Antes de subirnos el chofer nos había aclarado que no se dirigía a Nyaungshwe sino a un poblado donde tenía que descargar el camión. Como el poblado estaba sobre la misma carretera decidimos que era una buena opción y por eso subimos.

Ahora que el camión había llegado a su destino teníamos que buscar otro vehículo pero para nuestra sorpresa el mismo chofer del camión, mientras nosotros conseguíamos bajarnos, había conseguido una camioneta “pick up” que nos iba a llevar en su parte trasera hasta Nyaungshwe.

Autostop en Myanmar
Camino a Inle Lake

En la parte trasera de la camioneta ya viajaban algunas personas que se acomodaron rápidamente para dejarnos hueco a nosotros para poder viajar cómodos. En cuestión de media hora ya estábamos en Nyaungshwe    donde nos dejaron en la calle principal. Nuestro hostel estaba a menos de 5 minutos caminando desde allí por lo que no podíamos creer que otra vez estando “perdidos” en mitad de la nada habíamos conseguido llegar gracias a la buena voluntad de la gente de este país.

Desde Nyaungshwe (Lago Inle) hasta Kalaw para tomar un tren

La mayoría de los viajeros en Myanmar van hasta Kalaw para realizar un trekking de varios días que termina en el Lago Inle. Una vez más íbamos en la dirección contraria a todo el mundo y es que no estábamos interesados en realizar el trekking por lo que habíamos llegado en “barco” desde el sur.

Nuestra intención era tomar un tren desde Kalaw hasta Thazi que unos amigos nos habían recomendado. Este tren sale todos los días en ambas direcciones atravesando una cadena montañosa por lo que hace que el trayecto sea increíble.

INFO ÚTIL

  Desde Thazi  Desde Kalaw
Horario 04:00, 05:00, 09:00 11:40, 15:53
  Ordinary Calss Upper Class
Precio 800 Kyats 1850 Kyats

Duración: 7 horas aprox

En mi opinión es un trayecto más bonito que desde Mandalay a Hsipaw y no es nada turístico a diferencia de éste último. El paisaje es muy lindo y el tren tiene que subir (bajar, depende el sentido del trayecto) la montaña haciendo un zig-zag por lo que le añaden una segunda locomotora para poder ir en ambas direcciones.

Nosotros viajamos en “ordinary class” y aunque después de 7 horas teníamos el culo cuadrado y dolorido, mereció la pena. Pudimos compartir experiencias con la gente local con los que compartíamos nuestra comida y ellos la suya con nosotros. En cada parada todo el mundo subía y bajaba para comprar todo lo imaginable, desde comida cocinada a sacos de arroz y cereales.

Autostop en Myanmar
Una parada en mitad de la montaña

Para salir de Nyaungshwe nos habían dicho Antonio y Cris que era complicado pues ellos habían probado el día anterior y nadie paraba. Y es que al ser tan turístico quizás la gente de la zona no tenía ganas de aguantarse a unos “turistas pesados”. De igual manera queríamos probar, volvíamos a ser 3 y quizás eso ayudaría.

Nos fuimos a las afueras de la ciudad por la parte norte donde una carretera arbolada une Nyaungshwe con Shwenyaung un pueblo situado en la carretera principal que llega hasta Kalaw. Para nuestra sorpresa tan solo esperamos 5 minutos cuando un todoterreno blanco paró.

Lo más curioso fue que no le habíamos dicho todavía hasta donde nos dirigíamos cuando ya nos estaba haciendo hueco en los asientos traseros para que nos montáramos. El hombre con su poco inglés nos explico que hasta Shwenyaung nos podía llevar que una vez allí se dirigía en la dirección opuesta a Kalaw.

Cuando escuchamos que en la radio hablaban en inglés le preguntamos si se la ponía para practicar (puesto que su nivel no era como para entenderla). Sin embargo nos dijo que no, que el escuchaba la radio en birmano, pero la había puesto para nosotros para que pudiéramos escucharla.

Tras despedirnos de este simpático hombre volvimos a caminar un poco para intentar salir de la ciudad en dirección Kalaw y así poder buscar un buen sitio para que los coches frenaran. El sitio que elegimos estaba junto a un quiosco en el que vendían Betel.

Tras un rato esperando sin suerte un coche paró junto al quiosco para comprar Betel y eran nada más y nada menos que dos monjes budistas. Éstos al vernos allí esperando decidieron llevarnos en su coche hasta Kalaw.

Nosotros estábamos sorprendidos pues eran los primeros monjes que conocíamos en Myanmar y nos habían frenado haciendo autostop. La verdad estos no eran monjes al uso y es que en Myanmar (por desgracia) hay mucha gente que decide ser monje por los “beneficios” que conlleva pero no cumple con sus obligaciones.

Autostop en Myanmar

Siendo un ignorante en cuanto a la religión budista no quiero entrar demasiado en este tema pero algunas de sus obligaciones son obvias (como no fumar, beber o masticar betel) y estos no las respetaban como nos dimos cuenta más adelante.

El viaje fue magnífico con ellos pues nos trataron genial, nos ponían música, nos ofrecían bebida, querían sacarse fotos con nosotros, etc. Pero cuando faltaba poco para llegar a Kalaw tuvimos una las peores experiencias de nuestras vidas.

Una moto que circulaba justo delante nuestra tuvo un accidente (derrapó sola y cayó al suelo) con tan mala suerte que la moto quedó encima del conductor y además éste parecía tener una especie de ataque epiléptico.

Pero lo peor no fue presenciar el accidente sino que los monjes se dieron vuelta hacia nosotros diciéndonos que hiciéramos como que no habíamos visto nada. Y en lugar de parar para socorrer a ésta persona siguieron de largo.

Nosotros no lo podíamos creer. La primera reacción cuando vimos el accidente fue decirles que detuvieran el coche pero cuando no pararon y nos dijeron que nos hiciéramos los ciegos nos quedamos como congelados sin poder reaccionar.

El pobre hombre quizás había muerto y nadie se paraba a socorrerlo. Fue una imagen tan dolorosa que nos hizo darle muchas vueltas a la cabeza.

Cuando llegamos a Kalaw los monjes actuaban como si nada hubiera pasado e incluso nos pidieron sacarse una foto con nosotros para rememorar su buen acto del día.

Autostop en Myanmar

Unos días más tarde buscamos en Internet cual podía ser el motivo. Nosotros ya habíamos escuchado anteriormente que en algunos países budistas no existe la ley del buen samaritano por la cual estas obligado a ayudar en caso de accidente. Es más, depende que país, puedes incluso tener problemas si intentas ayudar a alguien tras un accidente.

Conclusión

Myanmar es el país perfecto para realizar autostop. Es super fácil porque la gente está siempre dispuesta a ayudar y solo con verte al costado de la carretera van a parar. En cuanto sales un poco de la “zona turística” vas a ser la novedad y eso juega a tu favor. Siempre van a querer mostrarte su país e intentar que tengas una buena experiencia.

Para nosotros lo mejor del país es su gente y que mejor manera de conocerlo que compartiendo la ruta con ellos.

One thought on “Autostop en Myanmar fuera de la ruta turística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *