Myanmar fuera de la ruta turística: De Pekon al Lago Inle en Barco

De Pekon al Lago Inle en Barco

Como ya se estaba convirtiendo en algo común salir de la ruta turística en Myanmar habíamos decidido llegar hasta el Lago Inle de una forma distinta. Viajaríamos de Pekon al Lago Inle en barco. En lugar de llegar hasta Nyaungshwe y una vez allí contratar el paseo en barco, llegaríamos desde el sur recorriendo otros dos lagos y el río que los comunica.

El Lago Inle, el más famoso de Myanmar

El Lago Inle es una de las zonas más turísticas de Myanmar junto con Bagan y esto está ayudando a terminar con su encanto. Durante todo el viaje la mayoría de personas que conocimos que ya habían visitado el Lago coincidían en lo mismo, era muy bonito pero todo lo que en él tenía lugar era un auténtico “show” para el turista. La foto del pescador en la punta del barco con su gorro típico y remando con la pierna, había pasado de ser un icono de Myanmar a una falsa. Ahora el pescador posa para todos los turistas que lo querían fotografiar a cambio de algunos Kyats.

La vida en el Lago Inle ha cambiado debido al turismo, pues los agricultores y pescadores siguen existiendo en la zona, pero alrededor del lago todo se ha enfocado por y para el turista. Si queríamos conocer cómo vive el resto de la gente (al fin y al cabo son la mayoría) teníamos que hacer algo distinto.

Buscando rutas alternativas

Antonio y Cris nos habían comentado que unos amigos suyos habían realizado el trayecto de Pekon al Lago Inle en barco y les había encantado. Que habían disfrutado tanto del paisaje como de la vida que en estos lagos se respira, con sus pescadores y agricultores. Era precisamente lo que estábamos buscando así que nos lanzamos a por ello.

Estando todavía en Loikaw intentamos informarnos sobre este barco pues no hay mucha información en Internet. En nuestro albergue nos decían que en aquel momento estaba cancelado porque las plantaciones estaban bloqueando el río. El día 10 de Mayo nos dijo el dueño del albergue que había consultado con la oficina de Pekon y que posiblemente al día siguiente el río estaría abierto.

Con solo 28 días de visa no podíamos esperar más por lo que los 5 habíamos decidido que teníamos que intentarlo. Si cuando llegáramos a Pekon no era posible conseguir ningún barco ya buscaríamos la forma de llegar hasta Nyaungshwe.

Bus de Loikaw a Pekon

Para llegar hasta Pekon tomamos el bus local desde Loikaw que tarda una hora y cuesta tan solo 2.500 Kyats por persona (a 11/05/2017).

En la búsqueda de nuestro barco

Una vez en Pekon nos dirigimos al embarcadero principal desde donde salen todos los barcos y además está situada la oficina. Allí recibimos malas noticias, pues el río seguía “taponado” por las plantaciones de los agricultores locales. El único trayecto que nos ofrecían era desde Pekon hasta Long Ka y además por el mismo precio que hasta el Lago Inle.

De Pekon al Lago Inle en barco
Cargando un barco en el embarcadero de Pekon con el tractor metido en el agua

Nosotros no podíamos entender que el río estuviera tapado por plantaciones y les insistíamos a los barqueros para que nos llevaran. Pues no sería la primera vez durante nuestro viaje por el Sudeste Asiático que nos hubieran querido estafar y es mejor no quedarte con lo primero que te dicen.

Cómo no lo terminábamos de creer Antonio y yo salimos a buscar a los pescadores locales para ver si ellos nos querían llevar. Tras pasear por el pueblo e intentar charlar con un par de familias de pescadores (nadie entendía ingles) finalmente comprendimos que era cierto. Aún así todavía no nos hacíamos una idea de cómo se podía ocupar un río con plantaciones pero más adelante lo íbamos a descubrir.

Si el río estaba cortado queríamos saber a qué altura era, pues mirando en el mapa vimos que el recorrido era bastante largo y si el río estaba tapado bien arriba nos merecería la pena convencer a algún barquero para que nos llevara hasta allí.

Cuando preguntamos en la oficina por fin recibimos buenas noticias, el río estaba tapado poco antes de llegar al Lago Inle y hasta allí había unos cuantos kilómetros. Si convencíamos a alguien para que nos llevara hasta allí por un buen precio sería perfecto.

Acordamos entre los 5 cuanto estábamos dispuestos a pagar por aquel trayecto y una vez decidido Santi y yo nos fuimos a negociar con un muchacho que estaba dispuesto a llevarnos en su barco. La negociación fue “dura” pero al final conseguimos un buen precio, 35.000 Kyats (25€) a repartir entre los 5.

Convencimos al muchacho para que nos llevara lo más lejos posible aunque no hubiera ningún pueblo cerca, ya nos las arreglaríamos nosotros para llegar hasta Nyaungshwe. Mostrándole el mapa, él nos indicó más o menos por donde nos iba a dejar y allí cerca había una carretera desde la que más tarde intentaríamos hacer autostop.

Comienza el viaje

El barco era sencillo al estilo de los pescadores locales. Tenía 5 sillas de madera con cojines para estar más cómodos y una sombrilla para cada uno. Las mochilas las colocamos en la parte delantera del barco tapándolas con unas lonas para que no se mojaran. Y en la parte trasera iba nuestro conductor al mando del barco.

De Pekon al Lago Inle en barco
Nuestro barquero con sus gafas “fashion” sin cristales

Una vez salimos del embarcadero no tardamos en ver a los primeros pescadores locales. Éstos se movían por el lago en barcos parecidos al nuestro con un pequeño motor en la parte trasera. También tenían remos pero aún no los habíamos visto utilizarlos de esa forma tan característica de esta zona, que es remando con la pierna. Sin embargo los utilizaban para golpear el agua y así atraer a los peces hasta sus redes.

De Pekon al Lago Inle en barco
Los pescadores locales mantienen el equilibrio en la punta del barco
De Pekon al Lago Inle en barco
Increíble su habilidad para mantener el equilibrio
De Pekon al Lago Inle en barco
Golpeando el agua con los remos para atraer a los peces

De Pekon al Lago Inle en barco

Cuando dejábamos atrás el primer lago y nos introdujimos en el río empezamos a comprender como se podía tapar un río con las plantaciones agrícolas. Y es que éstas están en muchos de los casos sobre el propio río. Las plantaciones locales van desde los tomates que  producen en huertas flotantes hasta el jacinto de agua, una especie invasora y perjudicial para los peces pero que se aprovecha para construir los jardines y huertas flotantes.

De Pekon al Lago Inle en barco
Jacintos de agua tapando el río
De Pekon al Lago Inle en barco
Jacintos de agua y una huerta al fondo
De Pekon al Lago Inle en barco
Un pueblo construido sobre el lago

De Pekon al Lago Inle en barco

En las orillas del río había muchos búfalos que venían a refrescarse en las aguas pantanosas. Nuestro “chofer” muy amablemente se acercaba apagando el motor para no molestarlos y así disfrutar del “silencio” del río. Era una sensación única compartir el río con estos grandes animales en total armonía.

De Pekon al Lago Inle en barco
Búfalos de agua

De Pekon al Lago Inle en barco

Cuando llevábamos una media hora de trayecto empezaron a aparecer algunos pueblos flotantes y la vida en el río aumentó. Circulaban barcos de pescadores, gente que se trasladaba de un pueblo a otro y todos los agricultores trabajando la tierra. Todo el mundo parecía que se alegraba de vernos y mientras pasábamos a su lado nos saludaban efusivamente dejando de lado cualquier cosa que estuvieran haciendo.

De Pekon al Lago Inle en barco
Subiendo las motos a un barco para cruzar el lago

De Pekon al Lago Inle en barco

De Pekon al Lago Inle en barco

La gente de Myanmar no dejaba de sorprendernos, pues si yo estuviera en su lugar labrando la tierra bajo el sol, lo último que tendría ganas es de saludar a unos turistas que han venido a curiosear en nuestras vidas. Sin embargo ellos eran pura alegría y nos recibían con saludos y sonrisas allí donde íbamos.

Los niños nacen, crecen y viven por y para el agua de estos ríos y lagos. Aprenden a navegar en sus barcos desde bien pequeños pues su vida va a depender de ello. Pero siempre hay tiempo para jugar y disfrutar.

De Pekon al Lago Inle en barco
Los niños aprenden a pescar casi antes que andar

De Pekon al Lago Inle en barco

De Pekon al Lago Inle en barco

El paseo fue espectacular todo lo que vimos nos encantó. El barquero nos llevó a todos aquellos lugares que pensó nos podían gustar. Pudimos ver como es la vida de los pescadores locales, los agricultores y toda la vida animal que tenían aquellas aguas. Incluso nos llevó a ver unas pagodas muy antiguas que estaban sobre el agua.

De Pekon al Lago Inle en barco
Templo Budista a orillas del Lago

De Pekon al Lago Inle en barco

De Pekon al Lago Inle en barco
Conjunto de pagodas antiguas sobre el agua
De Pekon al Lago Inle en barco
A esta pagoda la bautizamos como “la pagoda de Tim Burton”

Cuando ya no podíamos avanzar más debido a las plantaciones el barquero dio media vuelta para dejarnos en la orilla y fue entonces cuando descubrimos una de las razones para remar con la pierna. Al querer mover el barco entre las plantaciones este se queda atrancado y no es posible usar el motor para así no destrozar las plantaciones. Y es tan difícil mover el barco con los remos que se utiliza la pierna para poder hacer más fuerza. La otra es para poder tener las manos libres y poder ir remando mientras que lanzan o recogen la red.

De Pekon al Lago Inle en barco
Remando al estilo Birmano

Para terminar nos dejó a orillas del río junto a un templo lleno de pagodas. Cuando bajamos del barco no lo podíamos creer había sido una de las mejores experiencias de nuestro viaje.

Una vez visitamos el templo a orillas del río tocaba buscar la carretera para intentar llegar a Nyaungshwe. Éramos 5 y no sabíamos si el autostop funcionaría en una carretera tan poco transitada y encima con todas las mochilas. Tras una larga espera en la carretera fue un camión cargado de sacos de cal para la construcción quien paró a recogernos.

De Pekon al Lago Inle en barco
Macarena perdiéndose entre las pagodas
De Pekon al Lago Inle en barco
Parece que Maca no es la única que le gusta perderse entre las pagodas
De Pekon al Lago Inle en barco
¿que fue antes, la pagoda o el árbol?

Si quieres saber más sobre cómo nos fue con el autostop lee este artículo que escribimos sobre el autostop en Myanmar.

Información Útil para viajar de Pekon al Lago Inle en barco

Tipos de barco

Transporte local:

Hay  barcos que realizan trayectos entre los pueblos a modo de ferry y que utilizan los locales. Desde Pekon los hay a distintos pueblos y uno de los trayectos es hasta Nyaungshwe que es donde está el Lago Inle. Este trayecto cuesta 10.000 Kyats por persona (precio local a 11/05/2017) y las paradas son para dejar y recoger gente por el camino.

Ventajas:

Viajarás con los locales y el precio es bajo. Quizás la mejor opción si vas solo pues se paga por persona.

Inconvenientes:

Al fin y al cabo es un transporte y no va a parar para que tú saques una foto o para enseñarte algunas partes lindas del trayecto.

Suele salir por la mañana temprano y no sabemos con certeza (pues no circulaba cuando nosotros viajamos) a  qué hora ni que frecuencia tiene.

Barco privado:

Hay varios barcos que te ofrecen un “tour privado” por un precio pactado. Simplemente tienes que negociar el precio con el barquero y el trayecto que quieres realizar. Nosotros conseguimos desde Pekon hasta un poco antes del Lago Inle por 35.000 Kyats el barco y viajamos 5 personas. Algunos te ofrecen el precio por el barco y otros el precio por persona, está en tu mano la negociación.

Ventajas:

Es un barco privado por lo tanto vas a disfrutar más del trayecto. Podrás parar por el camino para sacar fotos, disfrutar del paisaje, los animales y  visitar aquellos sitios escondidos que solo los locales saben. Eso sí, déjalo todo claro antes con el barquero.

El horario, pues siempre hay algún barquero disponible en el muelle.

Inconvenientes:

Aunque algunos barcos te van a querer cobrar por persona nunca van a salir al menos que alcances un precio mínimo. Por esta razón puede ser un poco caro si no viajas más de 2 o 3 personas.

Entrance fee al Lago Inle

Cómo seguramente ya sabéis para ir al Lago Inle y alrededores hay que pagar una tasa a modo de entrada. El precio de ésta es de 12.000 Kyats por persona y si vas a tomar el barco en Pekon no te queda otra que pagarla.

Yo no soy quién para decir si este tipo de tasas hay que pagarlas o no, pero si me voy a mojar diciendo que en el caso de Myanmar no estoy para nada de acuerdo con ellas. Mis razones son muy sencillas, pues el dinero que se recauda con estas “tasas” va a parar a un gobierno que es muy corrupto y no repercute en la economía local.

Depende de cómo llegues a Nyaungshwe puedes evitar pagar esta “tasa” aunque en la mayoría de los casos te van a intentar obligar a pagarla. Si llegas haciendo autostop es más que probable que la evites, sobre todo si vienes del sur. Sin embargo si llegas haciendo un trekking desde Kalaw (como la mayoría de la gente) te van a hacer pasar por la taquilla. Eso sí también conocemos gente que “se hizo el sueco” y no pasó por taquilla.

No te pierdas esta experiencia

Para cerrar esta nota te voy a intentar convencer para que realices este trayecto en barco pues para nosotros fue una de las mejores experiencias del viaje. Si realizas este trayecto vas a poder ver la vida de estos lagos sin participar del “circo” en que se ha convertido el Lago Inle. Nosotros directamente no fuimos ni al Lago Inle pues preferimos quedarnos con la imagen de estos otros lagos y las comunidades que los integran. 

De igual manera seguro que es posible conocer la otra cara del Lago Inle, pero es difícil saliendo desde Nyaungshwe pues los propios barquero están arreglados con los negocios y te hacen una especie de “tour” para que compres cosas. Aunque si no tienes oportunidad de realizar otro trayecto contrata un barco en el Lago Inle e intenta que te lleve a los sitios menos turísticos aunque tengas que aguantar alguna visita a las tiendas.

6 thoughts on “Myanmar fuera de la ruta turística: De Pekon al Lago Inle en Barco

  1. Hola chicos: Que bonito todo lo que han vivido.Recorro con ustedes todos estos hermosos lugares, ya que los describen super bien. Me asombro de la manera en que viven, tan distinta a nosotros, en contacto directo con la naturaleza, sin edificios, coches, contaminación, ruido, centro comerciales, etc. En fin, realmente es otro mundo. Un mundo que vale la pena conocer y ustedes han decidido no perderse. Los felicito. Un beso grande desde Granada esperando ahora los relatos de otro lugar muy distante : Canadá. Los quiero

    1. Hola guapa!!!
      La verdad que Myanmar fue el país que más nos sorprendió en este sentido pues seguramente es el lugar de todos los que hemos visitado donde aún siguen viviendo en un mayor contacto con la naturaleza. Sobre todo en esta parte puedes ver como siguen construyendo las mismas casas que hace unos 100 años, con los mismos materiales y viviendo sobre el agua, pues su vida circula alrededor de esta. Y no siempre se trata de ser más rico o pobre en esta zona aún viven así porque es su medio y eligen vivir de esta forma.
      Me alegro que te guste tanto seguir nuestras aventuras como a mi contarlas 🙂
      Un beso guapa, te queremos.

    1. Muchas gracias Javi!!!

      Me alegro mucho que te guste el video y nuestras historias. Esta vez no nos pudimos ver por Granada pero seguro que la próxima vez que volvamos nos tomamos unas cervezas..

      Un abrazo y un beso para ti y para Bea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *